martes, 27 de enero de 2009

LO COTIDIANO NO ES EXCUSA PARA DEJAR DE INDIGNARNOS

martes, 27 de enero de 2009

Voy a compartir con ustedes una experiencia, de lo mas cotidiana en la cuidad de Buenos Aires, de esas que uno ve pero no ve. El otro día esperando a mi esposa me encontraba en la esquina de Córdoba y Esmeralda a eso de las 19hs. Pleno microcentro porteño y en un horario donde todo el mundo vuelve a sus hogares. ¿Todo el mundo?
Entonces es cuando lo vi a el, un muchacho de unos 10 años sentado en el cordón de la vereda junto a su carro de cartonero, el cual lo duplicaba en altura y casi seguro lo triplicaba en peso. Una imagen tapada por la maldita cotidianidad.
Quede anonadado al ver como la gente iba y venia sin siquiera bajar la vista para ver a aquel niño, y hasta este momento me incluyo yo entre las miles de personas que pasan por esa esquina. No paramos, la velocidad nos lleva sin rumbo, y entonces no podemos ver. Estamos ya tan acostumbrados a ver estas imágenes que dejaron de indignarnos, dejaron de preocuparnos, al ser parte de lo “común” quedan tapados como algo cotidiano.
Cambiemos el mundo empezando por parar, dejar que el tiempo vuelva, y empezar a mirar con nuestros propios ojos. Por que lo “común” no sea excusa para dejar de indignarnos.

8 comentarios:

fefo dijo...

EXCELENTE MIRADA PABLO , LO QUE FALTA ES SENSIBILIDAD Y UN POCO MAS DE AMOR NADA MAS.
EXCELENTE EL BLOG CADA VEZ MEJOR

PC dijo...

gracias Fefo, aca ando intentando sumar mi pequeño granito, tengo un par de proyectos mas con esto del blog, porlo menos me da un espacio para expresarme

Anónimo dijo...

En la rapidez de la vorágine cotidiana que nos lleva a no mirar en el afuera vivo. Sin embargo en un rapto de lucidez uno se conecta de pronto y así como vos viste un niño de diez años en la calle al que estabas acostumbrado a ver y nunca veías, uno se encuentra con que eso también sucede con todo su alrededor.
Hoy no sé cómo ni porque, solo sé que algo me llamó la atención en el nombre de tu blogspot (nunca me había metido en uno, ni sabía lo que era) decidí entrar en el tuyo y me encontré con algo realmente sorprendente…primero no entendí, pensé que era una especie de diario, de periódico, muy interesante porque todo me llamaba la atención y me detuve, empecé a leer y me pregunté si eras vos el que escribía todo esto… hasta que de pronto me acordé de un joven de 18 años que empezó en el cbc para estudiar sociología porque siempre le interesó lo social pero que estaba indeciso y no sabía bien hacia donde correr…seguí haciendo memoria… también recordé que en ese momento ese joven llevaba en sus genes a su abuelo periodista y escritor, y que estaba muy metido en sus entrañas y me dije…claro, es Pablo.
Hoy acabo de encontrarme con un hombre de una solidez y una entereza espiritual, social y política que me ha dejado con la boca abierta. Te felicito y te aplaudo porque realmente es maravilloso esto que estas gestando.
Un abrazo.
Gabriela

PC dijo...

Gabriela, mientras leia tu mensaje un sentimiento de emoción recorrio mi cuerpo. A nivel personal es muy fuerte lo que decis, por eso solo me sale decirte "gracias" por tus palabras.

MC dijo...

La naturalización de lo innombrable para "No Ver" y así serguir.
Basura hipócrita lo llamo.
Abrazo militante.

MONA dijo...

Ya lo dice el refrán: "ojos que no ven, corazón que no siente".
Podría indignarme por lo que contás... y asumar diciendo "¿cómo es que la gente no se solidariza...? etc"
Pero yo misma sigo de largo... y me cuesta entablar relación, o al menos diigirles la palabra.
Me da más pena ver cómo somos nosotros que el chiquito del carro... porque no vamos a lograr incluir si no los vemos...
Saludos.

MÓNICA ADRIANA dijo...

Los menores que acompañan a sus padres a cartonear deberían estar todo el día en las colonias de vacaciones de la ciudad o en un lugar apropiado con gente especializada

Anónimo dijo...

A quien lo lea...
Me parece bien la mirada sobre el tema, me parece bien lograr la reflexión, me parece bien el entender, siempre y cuando se actúe...Y a veces se actúa. No siempre es uno sólo el que mira la realidad indignado, y no siempre se logra sólo la mirada indignada... sino que también se actúa, desde donde se puede, desde lo que uno puede hacer...Lamentablemente ( por carecer de actitud para involucrarse en un compromiso mayor, y hablo del compromiso político, para poder llegar a un lugar realmente efectivo con la causa-si es que lo hay-)no tenemos en nuestras manos los elementos necearios para cambiar esta realidad, que no es de otros, es nuestra,la convivimos (aunque sea mil veces distinto a padecerla). Me pregunto ; ¿cómo hago para incluirlos? Yo vi muchas veces gente dandole de comer a un chico,conozco gente que acerca ropa a gente carenciada,y eso también es destacable, incluso más...es MOTIBADOR. Me dirás que eso no basta, pero para mi la pregunta es ¿Sirve sólo con indignarte?¿Alguna vez pensas en que hacés vos? desde tu lugar, por el prójimo?

Related Posts with Thumbnails
 
Al cielo un barrilete. Design by Pocket