domingo, 30 de diciembre de 2012

sigue el viento de cola

domingo, 30 de diciembre de 2012


como? la fragata esta volviendo? no era que teníamos que pagar a los fondos buitres? que el gobierno no le importa nada? que nuestra política exterior fue un fracaso?

mmm...y ahora que me vana decir, que es el viento de cola???

martes, 18 de diciembre de 2012

Aguante morocha

martes, 18 de diciembre de 2012

Aguanto la morocha, aguanto los embates, los golpes, los empujones. Supo esperar, contuvo a la militancia que veía perder la calle, su calle, y presionaba para movilizarse. Y bien que aguanto la presidenta, bien que sabe manejar los tiempos y esperar el momento preciso.

Y despacito primero, y luego como una lluvia torrencial la realidad arraso con las palabras vacías de lógica y sentido.

Justicia USA falla contra el juez Griesa
Se pagan todos los vencimientos de los bonos de deuda
Movilización a plaza de Mayo en memoria de lo que costo la democracia
Fallo del juez Alonso contra la prepotencia de Clarín
Liberación de la Fragata Libertad por el tribunal del Mar
Fallo en contra de los fondos buitres en Bélgica por embargo a cuentas de la embajada
Todo el sistema bancario de NYC se presento ante el juez Griesa en contra de los fondos buitres
Destitución de jueces en Corrientes y fallo contra abogados por uso indiscriminados de cautelares en sueldos de gendarmes.
Para el Banco Mundial y la CEPAL en Argentina es uno de los países de la región donde mas creció la clase media
Excelente recepción de la deuda emitida por YPF apuntando a pequeños ahorristas

Se termina el año con un envión positivo y con grandes expectativas, quien les habla espera con ansiedad un 2013 emblemático en lo que respecta a la implementación de la ley de medios ,al frente contra sectores corporativos del poder judicial y a las elecciones legislativas.

Para todos pan y sidra, feliz navidad y un prospero año nuevo!
     


jueves, 13 de diciembre de 2012

la justicia debe ser independiente?

jueves, 13 de diciembre de 2012

En el ultimo tramo del año desde distintos sectores se llama a la “independencia”  del poder Judicial criticando el accionar “terrible” del ejecutivo presionando a jueces. Se endiosa al poder judicial como el gran protector de la república  la pureza por excelencia de la democracia. Y demás juegos de palabras vaciando de lógica y contexto a la palabra que termina perdiendo su peso y fuerza.

Vivimos en un república con tres ejes o poderes: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Todos, y repito “TODOS” están atravesados por las idiosincrasias  y reciben las presiones de los distintos poderes instituidos o instituyentes que viven en esta sociedad.

Entonces mi primera pregunta es independiente de quien o de quienes. Y como un poder puede ser el estandarte de la república, cuando es el único que no es elegido por el voto popular.

En nuestro sistema de gobierno la sociedad delega en representantes elegidos por medio del voto directo el accionar de gobernar y legislar. Mi segunda pregunta es porque queda fuera el de impartir justicia, porque la sociedad no puede cuenta con ese derecho, porque desde el momento en que delego en otros, delego un derecho propio. Entonces veo que nuestra sociedad no tiene ese derecho. Respuesta, el poder judicial es el único de los tres poderes, que se rige feudalmente, y desde una estructura antidemocrática se erige como la garante de la justicia. Que contradicción.

En mi opinión la justicia, como el ejecutivo y el legislativo, debe ser dependiente de la voluntad del pueblo, debe ser elegido y refrendando por el voto popular. Deben tener un poder dado por el pueblo y no ser considerados dioses del olimpo en sus torres de babel.

El caso del escandaloso juicio por la desaparición de Marita Veron nos esta mostrando a una sociedad decidida a dudar, decidida a interpelar y exigir al poder judicial de la misma manera que exige a los restantes poderes del Estado. Pero sobre todo exigiendo al Estado, o sea a los tres poderes, que no son independientes, que deben trabajar en conjunto y en amplia relación y dependencia entre si, porque ejercen sobre un único país y sobre la misma sociedad.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La sentencia contra Marita o ésta es la justicia que tenemos

miércoles, 12 de diciembre de 2012
Mejores palabras imposible, por eso los dejo con Mempo

por Mempo Giardinelli


Escribo esto con profunda bronca a la hora del cierre, quede claro. No quiero dejar pasar la furia que siento y que sé, me consta, veo y palpo que sienten en estas horas de dolor millones de ciudadanos y ciudadanas en todo el territorio nacional.
Para sorpresa y espanto del país entero (el país decente, digo, el que mayoritariamente no es corrupto) todos los acusados por el caso Marita Verón fueron absueltos en Tucumán en esta noche ominosa de la Argentina, en una decisión judicial obviamente sospechable de lisa y llana y flagrante corrupción.
Esta es la justicia (desde ahora la escribo con minúsculas) que tenemos. La que impera mayoritariamente en nuestro país. Unica institución republicana que no fue democratizada en serio desde la recuperación de la Democracia. Y que junto con sus socias, las malditas policías y los malditos servicios penitenciarios provinciales, son las únicas que conservan intactas todas las taras formales y esenciales que les inculcó la dictadura.
Porque la democracia significó profundos cambios institucionales en casi todos los órdenes: militares, educativos, de relaciones exteriores, de economía, de sociedad. Pero lo que no se tocó, ni se toca todavía, es lo que huele a podrido. Y este “fallo” –es un decir perfecto: fallo– está llenando de hedor a la Nación entera.
A sabiendas de que toda generalización es injusta y peligrosa –y en conocimiento de que hoy mismo se conoció el noble pronunciamiento de más de 200 jueces, fiscales y defensores públicos que emitieron un contracomunicado que desdice a ciertas catervas de jueces y camaristas viajeros a Miami por cuenta de empresarios, y a los lobbistas marrulleros del Colegio de la Magistratura y a los de esa de nombre imposible Comisión Nacional de Protección de la Independencia Judicial– yo me siento esta noche tentado de homologar esta maldita justicia a las malditas policías.
La que condena nuevamente a Marita Verón y nuevamente procura destruir a Susana Trimarco (pero a la que en realidad e involuntariamente enaltece) es la justicia que hay que cambiar de una vez y yo quiero ver si los opositores tendrán huevos para hacerlo, e incluso si el Gobierno los tendrá, todo sea dicho.
Cambiar de una vez los procedimientos y los plazos; cambiar de una vez el engolamiento y la pretendida santidad de los magistrados; cambiar los tratos y rótulos del siglo XIX para que las Señorías engoladas de hoy que no pagan impuestos empiecen a pagarlos como cualquiera de nosotros, que laburamos y sostenemos este país con esfuerzo y decencia. Y así acabar con mitos como el de la “familia judicial” y el de que los trapos sucios se lavan en casa.
Esa es la justicia que a mí, empleado durante cuatro años en el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chaco y joven estudiante de Derecho en la Universidad Nacional del Nordeste –y lo digo por primera vez públicamente–, me llevó a abandonar cuando tenía 21 años la profesión que yo amaba y había elegido a los 16.
Hay que dar los nombres de estas tres “señorías” tucumanas de las que el mismísimo gobierno de José Alperovich sería bueno que dijese su opinión públicamente. Son ellos: Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano. Yo no sé si sus conciencias, si las tienen, los podrán juzgar. Y no me importa. Pero nosotros, la ciudadanía, sí. En democracia y en paz, serena pero definitivamente, tenemos que condenarlos éticamente, a la vez que vincularlos con los mencionados colegios, juntas, consejos, asociaciones y demás grupos corporativos que sólo son puro lobby, para decirlo clarito.
No tienen vergüenza y esta noche en que celebran todos los miles de prostíbulos del país, y todos los proxenetas, y todos los mercaderes de carne humana, y todos los hijos de puta de la trata, y perdóneseme la furia textual, nosotros, los que sí tenemos vergüenza y somos la inmensa mayoría de este país atormentado, por eso puteamos. Por eso LOS puteamos. Con la misma fuerza y convicción con que abrazamos a Susana Trimarco y esperamos un día abrazar a Marita Verón y a todas las Maritas que fueron y seguirán siendo, por desdicha, gracias a estos infames protectores de tratantes de personas.
Malas noches, Argentina.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Cambiamos la relación de poder

jueves, 6 de diciembre de 2012
Por Santiago O’Donnell y Mercedes López San Miguel


Rafael Correa llega a paso firme a la sala de entrevistas del Hotel Alvear, relajado y de buen humor, encabezando una nutrida comitiva de asesores y encargados de seguridad. Saco azul marino, camisa blanca con bordado étnico y cuello Mao, ojos verdes bien abiertos, saluda, toma asiento, invita a preguntar. Recién presentado como candidato a la reelección frente a una oposición fragmentada y débil, con su reciente notoriedad mundial por dar asilo al fundador del sitio de megafiltraciones Wikileaks, parece un tono más sereno que en su última visita hace dos años, cuando vino a presentar un libro en medio de una fuerte disputa con periodistas de su país por un editorial calumnioso y un libro de investigación sobre su hermano. Antes de almorzar con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y de recibir el premio Rodolfo Walsh de la Universidad de La Plata a la libertad de expresión, contestó corto, conciso y sin fastidio distintas preguntas de Página/12 sobre su relación con los medios, los resultados de su receta económica y cómo erradicar la corrupción. También se mostró como un admirador de la presidenta argentina y del ex presidente Kirchner, expresó su apoyo a los procesos de integración regional, manifestó su rechazo al accionar de los fondos buitre y explicó por qué busca un nuevo mandato presidencial.
–¿La ley de medios de Argentina fue inspiradora del proyecto de ley en Ecuador?
–Probablemente el proceso ecuatoriano empezó antes que el argentino. La Constitución aprobada en las urnas en octubre de 2008 con el 63 por ciento del pueblo ecuatoriano ordenaba como plazo máximo un año para aprobar una nueva ley de comunicación y los medios la han bloqueado sistemáticamente. No conozco a fondo la ley argentina, pero tenemos conceptos claros: por supuesto que se requiere una ley de comunicación para regular y tener control social de algo tan importante como la comunicación –que puede hacer o deshacer sociedades– y dentro de ella, la información.
–¿Por qué la ley ecuatoriana está trabada en el Congreso?
–Porque cuando les conviene, ellos (los medios) son los fundamentalistas de la democracia, están por encima del bien y el mal. Hay un derecho fundamental para la sociedad que es la información. Maravilloso. Si es tan importante, debe haber un control social. Pero al final del día no quieren ninguna clase de regulación ni de responsabilidad, ésa es una doble moral. Caen en la contradicción de que privilegian una ley de la dictadura, donde está todo eso que supuestamente rechazan. Incluyendo un organismo regulador con mayoría del oficialismo, algo que no está en la nueva ley. En cambio, en la ley de la dictadura está el organismo regulatorio, sólo que esa parte de la ley no se cumple, porque toca intereses. Cuidado, estamos hablando de una ley de comunicación, que incorpora medios escritos, audiovisuales, etc.; pero la comunicación no es de los medios, es de los pueblos. Ese es el concepto de la ley de comunicación que se está tratando en el Ecuador y que para desbloquearla en la Asamblea incorporamos una pregunta en la consulta popular de 2011, donde nuevamente el pueblo ecuatoriano ordenó la aprobación de la ley. Sigue bloqueada y esto pone en evidencia la contradicción de los poderes fácticos, que hablan de democracia y de Estado de Derecho cuando les conviene y cuando no, son los primeros en bloquear la manifestación soberana del pueblo ecuatoriano.
–¿Usted no cuenta con mayoría para aprobarla?
–No, tenemos la minoría más grande. Por eso es que se ha podido bloquear. En las próximas elecciones presidenciales y legislativas, que se darán el 17 de febrero, queremos tratar de lograr esa mayoría. Porque no es sólo la ley de comunicación, también está bloqueado el código penal, leyes muy importantes que esperamos aprobar con mayoría propia.
–Se están dando elementos comunes en la relación de gobiernos progresistas con los grandes medios privados. ¿En qué momento se está en la pelea por el control del espacio radioeléctrico?
–Nosotros no estamos peleando por ningún control de medios, ni de espacio radioeléctrico. Queremos tener una verdadera libertad de expresión y una verdadera comunicación social. Existe un conflicto de base: negocios privados con fines de lucro proveyendo un bien fundamental como la información. Si es que al mejorar la calidad de ese derecho disminuyen las utilidades de negocio, por definición prima el bien privado, no el bien social. Es un conflicto que tiene que tener claro la sociedad para superarlo. ¿Cómo se hace? Una forma es democratizando los medios de comunicación, creando medios fuera de la lógica de mercado. Eso significa crear medios públicos, comunitarios, sin fines de lucro. Hay que avanzar en todas esas estrategias. Pero aquí nadie está contra la libertad de expresión. Sí contra el problema latente para la democracia y el Estado de Derecho: el estado de opinión que nos quieren crear negocios privados dedicados a la comunicación, que tienen un poder enorme. Además coluden entre ellos.
–¿Le parece que haber querellado a periodistas le puede estar frenando la aprobación de la ley?
–Probablemente. Pero ése es el mejor ejemplo de lo que estamos diciendo. Que con su poder mediático había una ley no escrita de que estos señores estaban por encima de la ley. En un Estado de Derecho se persiguen delitos, no personas. En el Ecuador había cerca de tres mil juicios por injurias, yo fui denunciado por injurias por los opositores. Nunca se habló de falta de libertad de expresión hasta que se querelló por injurias a un periodista y entonces sí se dijo: atentado a la libertad de expresión. En Ecuador no se persiguen personas, periodistas, bomberos, se persiguen delitos, y todos debemos ser iguales ante la ley. Ahí sí se está rompiendo el Estado de Derecho.
–¿Cuál es su balance sobre lo que hizo y lo que le falta hacer en un próximo mandato?
–Tenemos la responsabilidad de continuar con este proceso que ya es leyenda en Ecuador, que está transformando el país. Las carreteras, las hidroeléctricas, los puertos, aeropuertos, escuelas del milenio, hospitales. Estamos transformando un Estado burgués en Estado popular, cambiando las relaciones de poder. ¿Por qué América latina, teniendo todo para ser la región más próspera del mundo, tiene todavía pobreza y miseria generalizada? La respuesta es compleja, uno de los enigmas del desarrollo. En parte se debe a la clase de poderes que nos han dominado. Colón cuando “descubrió”, entre comillas, a América, se encontró con una región que tenía más recursos naturales, ciencia, todo, y no nos desarrollamos. Parte de la respuesta viene de la clase de poderes que nos han dominado. En Ecuador ya no nos dominan los banqueros, ya no nos dominan las burocracias internacionales como el Fondo Monetario y el Banco Mundial. Tampoco los países hegemónicos. En Ecuador manda el pueblo, y ése es el punto para el desarrollo. Pero todavía falta, debemos consolidar ese proceso. Tengo que aceptar el reto de ser quien aspira a cumplirlo. Si pudiera haber otra persona que lo garantice más de lo que yo puedo hacerlo, bienvenido sea y me hago a un lado. Mi movimiento político creyó que era yo quien ofrecía más garantías de victoria y tengo que aceptar esa responsabilidad.
–A propósito de los distintos liderazgos en la región, ¿cree que el proceso de integración depende de la permanencia de Hugo Chávez en Venezuela, Rafael Correa en Ecuador o Cristina Fernández en Argentina?
–Las personas y los liderazgos siempre son importantes. Sin embargo, yo creo que uno de los grandes avances de la región es que independientemente de la orientación política de los gobiernos –derecha, izquierda–, tenemos denominadores comunes, como la defensa de la democracia y una vocación integracionista. Esa ha sido una agradable experiencia en estos años de gobierno. Independientemente de si Chile tiene un gobierno de izquierda o de derecha, el denominador común es la aspiración a crear la patria grande. Las convicciones y fundamentos en la región superan a los personas y los liderazgos en estos momentos.
–¿Cuál es su opinión sobre el proceso que se está dando en Argentina?
–Es un proceso tremendamente exitoso. Admiro mucho a Cristina, es una mujer extremadamente brillante. Y admiro los últimos gobiernos argentinos, me refiero al de Néstor Kirchner y el de ella. Se recuperó el orgullo argentino, la autoestima que estaba por los suelos. ¡Recuerden lo que fue la época de Menem! A nivel económico, es una Argentina renaciendo de las cenizas como el Ave Fénix, de las cenizas a las que llevó el neoliberalismo. El colapso de la convertibilidad fue un oscuro capítulo de la larga y triste noche neoliberal. Admiro el proceso argentino y a su Presidenta. Admiro también a Néstor, fundador de Unasur, un convencido integracionista. El primer secretario general de Unasur.
–Unasur respaldó la postura argentina de limitar el accionar de los fondos buitre. ¿Qué puede decir al respecto?
–¡Por supuesto! Si eso no hace otra cosa que demostrar la supremacía del capital financiero sobre los pueblos. ¡Fondos marginales! Cuando gana el capital especulativo, ellos celebran; cuando pierden, ahí tenemos que perder todos. Lo que tratan es, utilizando la instancia jurídica –que siempre está en función del gran capital en determinados países al menos–, buscar el máximo de rentabilidad de sus inversiones especulativas. Por supuesto que América latina debe rechazar de forma contundente esas acciones.
–Apelando a su formación como economista, quisiera preguntarle por qué sus dos vecinos, al norte y al sur, lograron resultados macroeconómicos superiores a Ecuador aplicando recetas neoliberales.
–(Se sonríe) Felicito a esos vecinos. Cuidado que el fin último no son los resultados macroeconómicos, menos aún los indicadores neoliberales de la economía ortodoxa. El fin último es el ser humano. Veamos cuánto se redujo la pobreza y se logró equidad, o la propia tasa de crecimiento del empleo. El salario real, también. Insisto: es fácil manipular las cifras macroeconómicas: si yo mañana les digo a las empresas petroleras que vengan e inviertan y se pueden llevar todo el petróleo, verán que triplico la inversión, y duplico la tasa de crecimiento, pero no queda nada en el país. ¿De qué nos sirve ese crecimiento? ¿Cuántas veces los indicadores macroeconómicos son conceptos vacíos? Lo importante es ver la repercusión de esos indicadores en el nivel de vida de la gente. Si usted quiere, incluso para una situación como la de América latina, el continente más inequitativo del planeta, con pobreza y miseria, el mejor indicador de desarrollo y de la calidad de las políticas públicas sería la reducción de pobreza absoluta. De acuerdo con la propia Cepal en su último informe, Ecuador en 2011 fue de los dos países que más redujo la pobreza en la región.
–¿Qué aportaría la incorporación de Ecuador al Mercosur y cómo prevé la dinámica de las relaciones?
–Ya tenemos diferentes relaciones con todos los miembros del Mercosur y creo que sería altamente beneficioso para el bloque tener un miembro con costa en el Pacífico, sería la salida hacia el Pacífico. Por supuesto, para Ecuador presenta ventajas que estamos estudiando, y ciertos riesgos como para ya tomar una decisión definitiva. Hemos sido invitados, nos sentimos honrados y estamos analizando la propuesta.
–¿Qué opina del proceso de paz en Colombia?
–Es de las mejores noticias de los últimos años. Una decisión política histórica y valiente del presidente Santos. Desde Ecuador la apoyamos de corazón y hacemos votos para que el proceso de paz llegue a un fin exitoso y se termine la guerra fratricida en Colombia, una guerra de medio siglo que ha afectado a Ecuador –en vidas, en recursos–, pero sobre todo costó demasiada sangre en Colombia. Para buscar la justicia social hay otras alternativas, ya se derramó demasiada sangre.
–¿Cómo están las relaciones con Estados Unidos?
–Bien, siempre que se desenvuelvan en un marco de mutuo respeto, dignidad y soberanía, maravilloso. Es nuestro principal socio comercial. Yo he vivido en Estados Unidos, es un país que aprecio mucho. Tengo dos títulos en universidades norteamericanas, viví cuatro años con mi familia en Estados Unidos. Fueron años de lo más tranquilos y felices. He sido profesor universitario y siempre me gustó más aprender que enseñar. Me dieron una beca, me pagaban por aprender. Tengo gratísimos recuerdos de Estados Unidos.
–¿Le han dado alguna señal con respecto a las preferencias arancelarias?
–Se renovaron un año. Es algo que debemos superar en la región andina. Cada año vivimos en ascuas a ver si nos renuevan o no. Es una pequeña porción de exportaciones que se benefician para nuestro país. Ecuador es uno de los países más exitosos en la lucha antidrogas, el único país andino sin sembrío de drogas y está en medio de dos de los mayores productores de coca del mundo, Perú y Colombia. Las preferencias arancelarias se crearon en el gobierno de Clinton como compensación a la lucha antidrogas, una lucha que es costosísima. Pero poco a poco se transformó en un instrumento de política exterior: te portas mal, te las quito. Ecuador no se va a someter a esa clase de amenazas. Si nos dan las preferencias, en buena hora; si no, también.
–¿Cómo se combate la corrupción?
–De muchas formas. La lucha contra la corrupción no es sólo del presidente, es del pueblo. Y América latina ha sido muy tolerante con la corrupción. Si un vecino asume una función pública y al poco tiempo vemos que adquiere bienes que no puede justificar, no podemos aceptarlo. Debemos ser los más duros autocríticos, hemos tenido antivalores y hemos sido tolerantes con diferentes formas de corrupción como la mentira. Es antinatural la mentira, y es parte de este problema. Si un político miente en otras partes del mundo, no gana ni media elección. Si un periodista miente, pierde su trabajo. La lucha contra la corrupción es de todo un pueblo, no sólo de los políticos. Por supuesto que hay estrategias muy concretas para esa lucha, como las leyes para evitar el enriquecimiento público y privado también. En eso estamos. Se aprobó en la consulta popular sancionar el enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos y también del sector privado, si no puede justificar de dónde proviene su ganancia. Hay que transparentar las compras públicas, se pueden aplicar muchas políticas de transparencia. También se necesita de un Poder Judicial honesto y que sancione. Pero, sobre todo, que haya conciencia en la sociedad, que exista una sanción moral.
–¿Y la ejemplaridad?
–Por supuesto, el ejemplo deben darlo los líderes.

martes, 4 de diciembre de 2012

los pajaros

martes, 4 de diciembre de 2012
por Eduardo Aliverti


Hace una semana, esta columna decía que, frente a la inminencia del 7D, había que disponerse a perder la capacidad de asombro. Una referencia obvia a con qué estarían prestos a tirar los grandes afectados por la batalla cultural —primero económica y finalmente política, como todo— que ese día de diciembre porta uno de sus íconos.
El 7D, es muy probable, generará alguna sorpresa. No el 7, en rigor, sino el lunes 10. Aun así, los efectos de que en esa jornada comience el proceso a través del cual los grupos comunicacionales deberán desprenderse de todo lo que les sobra comenzarían a verse, con viento a favor, bastante después. Martín Sabbattella viene dejando claros ciertos aspectos técnicos al respecto. Pero el valor simbólico y legal de esa fecha no tiene retorno. No se espera que antes del viernes suceda algo estrambótico. Y es de tal forma como lo entienden no sólo el principal emporio “perjudicado” sino, casi a la par, las corporaciones que expresan los mismos intereses de discurso único. A todos ellos refería aquello de estar prontos a perder la capacidad de asombro aunque –seamos francos– más bien se trató de una frase con alto grado de legítimo efectismo porque –sabemos de sobra– el volumen de extrañeza nunca debe perderse. Confesión: en buena medida, esta columna se equivocó. Pese a eso del legítimo efectismo, cuando políticamente uno no cree que pueda quedarse estupefacto, dos sucesos de la semana provocan auténtico estupor.
El primero fue la pretensión clarinetística de penalizar a colegas, además de funcionarios, por presunta instigación a la violencia contra El Grupo. Perseguir periodistas, en una palabra, porque no hay que dar vueltas. A partir de ahí, dividamos. Ni siquiera un colifa completamente rematado podría imaginar que algún juez, y en última instancia la Corte o tribunales internacionales a los que el país suscribe, habilitaría mandar presos a trabajadores de prensa. Al margen de eso, nadie se explica, en ningún ámbito, cómo Clarín incurrió en semejante error y horror, hasta el punto de que varios de los periodistas del propio grupo tuvieran que salir al cruce. ¿Justo cuando venían de la potencia del/su cacerolazo se disparan a los pies? Un alto funcionario del Gobierno, en estricto off, contempló lo siguiente pero previniendo que era sólo un ejercicio especulativo, sin anclaje de data alguna: “Lo único que se me ocurre es que, para después del 7D, tenían armado un bardo de agresión contra instalaciones físicas de Clarín. O algo por el estilo. Y que, entonces, podrían decir ‘nosotros avisamos’. Pero les pasó que se ‘sobregiraron’ con los periodistas. Se fueron al carajo con eso y les salió mal, pero igual no se entiende. O están locos o están desesperados”. El firmante abona la segunda posibilidad, que no es necesariamente antitética con la primera (en las últimas horas se sumó la hipótesis de que trataron de marcar una ruta hacia la Corte Interamericana de Derechos Humanos). Como si fuera poco, El Grupo puso a dar explicaciones a un abogado de su ejército de bufetes, Hugo Wortman Jofré, quien requiere con urgencia un curso intensivo de oratoria. Pasa que es difícil, muy difícil, esperanzarse con herramientas retóricas cuando no hay el más mínimo convencimiento en torno de lo que se asevera. El agente acabó por señalar que nunca se pretendió acosar periodistas, cuando la presentación judicial afirmaba, de puño y letra, exactamente lo contrario. Todo terminó, por decir, en unas disculpas que publicó el diario en su sección “Del Editor al Lector”, más el bochorno indescriptible de los abogados corporativos al aclarar que los periodistas acusados no deberían desfilar ni apenas como “testigos”. La moraleja es aprender que los poderosos acostumbrados a la impunidad también se equivocan muy feo, si hay la voluntad política de enfrentarlos. Medio mundo de los ambientes políticos, periodísticos, intelectuales se rompió la cabeza, estos días, tratando de escudriñar a dónde quiso llegar Clarín con esa presentación judicial persecutoria. Qué se escondía. Resultaría que, como en el cuento de Poe “La carta robada”, el móvil de los desvelos está a simple vista. Si no se asume que una firme decisión política es capaz de alterar al bando oponente, al límite del desvarío o de ponerlo muy nervioso, jamás se podrá tener confianza en las fuerzas propias. El campo popular tiene mucha memoria de grandes derrotas, y quizá se trate de eso la sospecha permanente alrededor de cada movida de sus enemigos. Pero no es un curso irreversible.
Más o menos a la altura del jadeo de Clarín tratando de explicar lo inconcebible, un fallo neoyorquino de segunda instancia frizó la sentencia del cadavérico Griesa a favor de los fondos buitre. La derecha mediática se quedó sin regocijo, pero le faltaba lo peor: el documento de los obispos católicos. Esto requiere cierta explicación. Si es por consuno de intereses oligopólico-culturales (la Madre Iglesia y su sabiduría espiritual “abstracta”; el periodismo independiente que la aprovecha para afirmar que ese saber es el de sus negocios, etcétera), El Grupo, La Nación y compañía se hicieron la fiesta de encabezar en portada con la declaración obispal. El problemita es que lo aseverado por los obispos choca, para empezar, de frente y a lo bestia, con la liberalización de la costumbres. Estos curas se suicidan. Van en contra del matrimonio igualitario, de la emancipación sexual, de actualizar el Código Civil. Así les va, con sus misas cada vez más raleadas, sus feligreses cada vez más dispersos, su derrota progresiva frente a la religiosidad popular y los colectivos fascinerosos de evangelistas marketineros, pastores televisivos y radiofónicos, encantadores del alma. Pero ese suicidio es lícito, ortodoxo: muero con la mía, no quiero darme cuenta de nada, iré al cielo como guardián pretoriano de mi liturgia. Lo restante, como dato puntual, es que estos príncipes emiten su declaración bien antes de su rígido momento, la Navidad. Antes del 7D. Y como dijeron otros eclesiásticos, los de la Opción por los Pobres, con ironía no necesariamente desprovista de certeza, desde el escritorio del CEO de algún multimedios. Y dicen, en consecuencia, que les preocupa la división de la sociedad, la agresión, los chicos que no estudian ni trabajan. Dicen que la libertad de expresión está bajo amenaza, por supuesto. Dicen, por el amor de Dios, que los alarma “la politización de los jóvenes”. De ahí a “¿sabe usted dónde está su hijo ahora?” no hay ninguna distancia. Ninguna. Anda en ese documento la pluma de monseñor Bergoglio, para todos los habitantes de un pote de yogur que suponían una etapa diferente con monseñor Arancedo. Nunca son diferentes. Siempre estarán codo a codo con el Poder y en contra de los desposeídos. Siempre. Y a veces, como esta oportunidad en que se juega de qué lado ponerse, sin grises, o con grises que no confundan al enemigo, se les sincera la chaveta y lo dicen con todas las letras: nos preocupa la politización juvenil. La sinceridad extrema, cabe admitir. Tal vez podría agregarse que los irrita la politización a secas, y en todo caso, la juvenil en particular porque cada vez más pibes, y más, y más, están avivados acerca de varias cosas, incluyendo lo que representan estos obispos. Que no fueron capaces de dedicar una sola línea al show de pedófilos que anida en sus filas. Ni una sola. Parece ser que eso no es preocupación pastoral de la Curia, en este país donde ya son paisaje noticioso común los episodios de abuso sexual de los sacerdotes. Hasta el Papa los condenó en público. Hay que remar para quedarse a la derecha de Ratzinger.
Esta parte del todo se clarifica a pasos agigantados. Hay otra que es brumosa y se conforma con los interrogantes del tipo de quién, si no es Cristina. Y si no hay quién, a quién se promociona y cuándo. Y si acaso no está faltando reacción, renovar algo del gabinete, mostrar nuevas cartas, no caer en el embudo que desemboca en Scioli, cómo no seguir dependiendo tan en exceso del frenético trabajo que se centra en Olivos. Pero esa porción del todo, que es tan categórica como prospectivamente angustiante, apunta hacia el techo. La otra enseña cuál es el piso. El nunca menos.
La cuestión es que a los buitres se sumaron los cuervos. Y los caranchos. Si esto sigue así, será un muy buen negocio montarse una pajarería. Están juntándose, como era de prever, todas las variantes de rapiña. Pero en, y desde, un mismo sitio. En la inolvidable escena final de la película de Hitchcock, los pájaros se adueñan del lugar y los moradores de la casa huyen. La diferencia metafórica sería que, en el film, ganan los sagaces porque logran alzarse con la casa. En la actualidad política argentina, en cambio, que los pájaros conquisten el predio simboliza que el mediático es uno de los últimos lugares que les queda para refugiarse.
Y pasando papelones, encima.
Fuente: Pagina/12

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LOS DEMANDADOS SOMOS TODOS

miércoles, 28 de noviembre de 2012

por Mempo Giardinelli
No represento a nadie, pero sé que somos muchos, muchísimos los escritores y escritoras, periodistas e intelectuales que sentimos la necesidad de subrayar nuestro absoluto e incondicional repudio a la sin dudas inconstitucional y antidemocrática demanda penal que ha presentado el Grupo Clarín contra los colegas Roberto Caballero, Sandra Russo y Javier Vicente, por su apoyo a la aplicación de la ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.
Parece mentira, pero en la así llamada Justicia de nuestro país hay jueces –y no son pocos– que son capaces de aceptar este tipo de demandas que, en rigor de verdad y sensatez, deberían ser rechazadas in limine y hasta con severos llamados de atención a los presentantes.
Pero ya sabemos cómo funciona la administración de justicia en la Argentina, cómo es permeable al influyentismo y cómo una gran mayoría de bufetes de abogados opera con los mismos estrictos principios y valores morales que tendrían un gato de tejado o un pedazo de piedra lunar.
Ante esta demanda, habría que subrayar que el apoyo explícito a la que se conoce popularmente como ley de medios no es exclusivo de los tres periodistas mencionados y de otros colegas allí incluidos como Nora Veiras, Orlando Barone o Edgardo Mocca solamente. En realidad, ese apoyo es compartido por una abrumadora cantidad de profesionales de la palabra oral y escrita. Por lo que cabría proponer y exigir, entonces, que Clarín nos demande a todos y todas los que de muy diversas maneras, en infinitos textos y alocuciones, hemos expresado nuestro apoyo a la vigencia plena de la ley de medios sancionada por el Congreso de la Nación.
No se trata en este punto de seguir discutiendo la desmonopolización de la comunicación en nuestro país. Ni de responder los chicaneros argumentos de que mejor un monopolio privado que un posible monopolio estatal.
De lo que se trata ahora es de rechazar de la manera más firme esta ridícula imputación a una supuesta “instigación a la violencia” por parte de periodistas que tienen nada más y nada menos que criterios personales y no están al servicio de sus ocasionales patrones.
En previsión de que acaso alguna absurda decisión judicial (que dado el presente tribunalicio argentino no sería imposible) condenara a estos colegas a entre tres y seis años de prisión, como hipotéticamente manda el Código Penal, sería bueno que el Congreso por un lado, y por el otro cada uno de los partidos políticos, se pronunciaran expresa y públicamente sobre este caso. Que para la paz social de nuestro país siempre es bueno saber quién opina qué sobre asuntos de altísimo riesgo institucional.
Por cierto en mi caso, que no soy kirchnerista pero apoyo el rumbo general y los trazos gruesos del gobierno nacional, hace casi dos meses he tomado la decisión de no aceptar las invitaciones para visitar ciertos programas de televisión. Me he excusado reiteradamente ante los convites de Código Político, Palabras más palabras menos y algunos otros, así como de diversos programas radiales, incluido el de Jorge Lanata y varios más de Radio Mitre, tanto de Buenos Aires como de Córdoba, del mismo modo que renuncié hace varios meses a escribir en el diario La Nación, porque no quiero ser funcional a espacios que trabajan por la no aplicación de la ley de medios.
Desde mi humilde y solitaria trinchera intelectual, prefiero postergar mis críticas y reparos ante políticas y decisiones gubernamentales con las que no acuerdo, y sobre todo con las que abierta y profundamente discrepo, y que no son pocas. Ya habrá oportunidad de expresarlas, sea el Gobierno capaz de escucharlas o no. Pero ahora, en estas tensas jornadas que vive la República –y en la que insólitamente vemos compatriotas que celebran cada traspié y se alegran por los ataques neocolonialistas– me parece más urgente y necesario expresar mi incondicional solidaridad con los colegas y así aportar a la paz y el fortalecimiento democrático. Que eso es sencillamente lo que hace la inmensa mayoría de los argentinos y argentinas que trabajan duramente, en todo el vasto territorio nacional, todos los días y sin especulaciones, dolarizaciones ni mitomanías.


Fuente: Pagina/12 - 28 nov 2012

martes, 27 de noviembre de 2012

El camino correcto

martes, 27 de noviembre de 2012
Yo también quiero una denuncia de Clarín.
Yo también quiero estar contra un grupo nefasto.
Yo también estoy a favor de la diversidad de canales de información.
Yo también estoy a favor de una democracia que es muy, pero muy diferente a la democracia que quiere Clarín.
Si clarín me denuncia es que estoy haciendo bien las cosas.

Ahora, no veo a Carrio, a Pato Bullrich, a Macri, a Pineda; a ninguno salir desesperadamente a despotricar contra un acto de criminalizar la libertad de expresión contra periodistas.

Hoy mas que nunca, yo se donde estoy parado. y se que lo que quiero sigue estando de este lado.




jueves, 22 de noviembre de 2012

Atardecer anaranjado

jueves, 22 de noviembre de 2012
La hilera de arboles cubre el horizonte de un atardecer anaranjado. En tanta roca gris, fría y opaca, en tanta oscuridad caminamos. El cielo, aun entra en pequeños hilos de luz. por las vías comienzo mi camino, espero con los días encontrar una senda de futuro.

lunes, 19 de noviembre de 2012

De lo que se trata es que quien tenga ganas de ir a trabajar, no vaya

lunes, 19 de noviembre de 2012
Pablo Micheli, defendió los cortes: "De lo que se trata es que quien tenga ganas de ir a trabajar, no vaya".

Bueno mas claro imposible. pensaba gastar tiempo y palabras en esta frase, pero creo que la frase se explica por si solo, y deja bien en claro cual es el verdadero motivo de este payaso vergonzoso.

Yo pensé que se trataba de defender los puestos de trabajo y los derechos de los trabajadores, pero bue...

viernes, 16 de noviembre de 2012

Buen fin de semanal

viernes, 16 de noviembre de 2012

Otro tren, otro ir y venir, otro traqueteo igual y distinto al de ayer, y al de ayer de ayer, y al de ayer de ayer de ayer.
otro tango sobre las vías, sobre los cuerpos desnudos a la vista inquisidora del sol.
se abre las puertas del horizonte, los arboles saludan, los ojos miran el fondo de una birra.
atrás la selva de loquitos indeseables.

buen fin de semanal

jueves, 15 de noviembre de 2012

La clase media y el contrato social

jueves, 15 de noviembre de 2012

Luego de terminar de leer el informe completo del Banco Mundial sobre la movilidad y resurgimiento de la clase media en América Latina y el Caribe, el cual recomiendo leer aquí. Les dejo el ultimo capitulo donde realizan un análisis del contrato social establecido, creo que se pueden encontrar muchas herramientas para entender el 8N y el momento de cambio que se esta viviendo en toda Latinoamerica.

"A grandes rasgos, el contrato social de América Latina en la segunda mitad del siglo XX se caracterizó por un Estado pequeño al que la elite (y la pequeña clase media a ella unida) contribuía con impuestos bajos y del que se beneficiaba en gran parte mediante un conjunto “truncado” de beneficios en efectivo (...) a los cuales sólo tenían derecho los trabajadores formales del sector privado."

"Una manifestación de este contrato social era un Estado normalmente pequeño y con un sesgo hacia un sistema de pagos de la seguridad social del sector formal a los más acomodados"

o sea un estado pequeño que solo beneficiaba a los elite y a una pequeña clase media, pero que dejaba en total abandono a la población mas grande y desprotegida de la sociedad.

"Sin embargo, éste no es un panorama estático. A lo largo de los últimos 10 a 20 años, y sobre todo después de los procesos de recuperación de la democracia en muchos países de América Latina, este equilibrio político ha comenzado a cambiar, aunque sólo progresivamente. La generalización de esquemas no contributivos de pensiones de jubilación y seguros de salud, así como el aumento de las transferencias condicionadas de efectivo ha posibilitado que las transferencias redistributivas del Estado ahora lleguen a los pobres en una medida que hace 20 años era desconocida en la mayor parte de la región."


"América Latina se encuentra en una encrucijada: ¿romperá (aún más) con el contrato social fragmentado que heredó de su pasado colonial y seguirá persiguiendo una mayor igualdad de oportunidades o se entregará aún más decididamente a un modelo perverso en que la clase media se excluye de participar"

A sacar conclusiones, el informe tiene sus limitaciones al querer englobar y unificar a América Latina y el Caribe como un único campo de estudio, cuando cada país y sociedad tiene sus propias idiosincrasias y diferencias estructurales en las construcciones de sus sociedades y económicas. Pero no se puede dejar de observar el crecimiento sustancial de la clase media que la región vivió en los últimos 10 años, crecimiento producto de un cambio de paradigma en la construcción del contrato social y la elaboración de las políticas desde el Estado. De un estado chico con beneficios para pocos a un estado grande buscando la inclusión de quienes por décadas quedaron afuera.


Estamos en una época de cambios culturales, cambios que luchan por instituirse en constante fricción con el pasado.


miércoles, 14 de noviembre de 2012

DE QUE SEGURIDAD Y LIBERTAD HABLAMOS

miércoles, 14 de noviembre de 2012
Yo digo, y si a las consignas de queremos "seguridad" y "libertad" les ponemos contenidos claros. 
¿Si decimos de que seguridad y libertad hablamos no seria mas claro el mensaje?
Es lo mismo hablar de libertad cuando unos se quejan que no pueden hacer lo que se les cante el reverendo orto con su plata, que hablar de libertad de vivir a chicos de 4 años que son explotados en la industria agrícola? 
Es lo mismo quien habla de inseguridad queriendo mas policías en la calle y penas fuertes, quien habla de seguridad viviendo en una villa pidiendo menos abuzo de las fuerzas de seguridad corruptas y violentas y mas escuelas, hospitales y medios de transportes. 
¿Hablamos de la misma seguridad, de la misma liberad?
¿Es lo mismo pedir libertad de expresión mientras se agreden a todos los medios de comunicación presentes en una marcha con la rara excepeción de uno?  Es la misma libertad de expresión que piden las comunidades aborígenes o el MOCASE?

A mismas palabras, no todos hablan de lo mismo.

sábado, 10 de noviembre de 2012

que dificil

sábado, 10 de noviembre de 2012
Que difícil que es entender a quienes se expresaron ayer cuando entre ellos caminan defensores de los genocidas de la última dictadura militar, cuando veo agrupaciones nazis en la calle, cuando veo al "campo" que hace pocos años tiraba leche y dejaba pudrir comida porque no querían perder los privilegios de una minoría sobre el sufrimiento de la mayoría del pueblo.

Que difícil que es entender que están a favor de la libertad de prensa cuando entre ellos inadaptados agredían a cualquier periodista que encontraban en su camino. Que difícil es entender que digan defender la constitución y las leyes; cuando entre ellos veía gente defender que Clarín no cumpla la ley. Cuantas contradicciones en una misma manifestación y cuan difícil es entenderlos.

Yo, la verdad no puedo marchar junto a esa gente, yo no puedo mirar para otro lado y ser parte de un colectivo con un proyecto de país con esa gente.

Pidieron justicia, pidieron libertad, pidieron democracia. Son hermosas palabras, pero muchos significados. No es lo mismo pedir libertad por quien vive en una villa y sufre el desprecio y la opresión de un estado ausente, a que lo pida quien vive en Belgrano o Barrio Norte que pide libertad para comprar dolares indiscriminadamente y no quiere justificar de donde saco sus ingresos o aquel indignado por estar convencido de que el estado banca vagos con su plata. No es lo mismo.

Unos piden libertad para hacer lo que se les cante sin importan a quien joden en el camino, piden un estado que solo se ocupe de ellos y no de los menos necesitados, se creen que esta bien que el estado los ayude, pero esta mal que ayude a mas mas indefensos y necesitados. Porque ante todo no aceptan que el sistema económico que les da los privilegios materiales con los cuales cuentan es también el culpable de los miles de pobres y desocupados que existen. O si lo saben, pero también saben que si lo admiten, el 50% de la gente que participo el jueves no hubiera ido.

Sigo intentando, seguiré con este ejercicio de intentar decodificar los varios mensajes recibidos la noche del 8N, pero es difícil, tan difícil.


viernes, 9 de noviembre de 2012

9N ¿Y AHORA?

viernes, 9 de noviembre de 2012

Creo que lo primero es aceptar que ayer fue mucha gente y no entrar en chicanas de si fueron muchos o pocos o menos o mas, fue mucha gente.

Lo segundo es que a diferencia de la anterior manifestación, en esta se ocuparon de limar el mensaje buscando evitar las agresiones simbólicas y verbales que se vieron en las anteriores concurrencias. Las hubo si, hubo hechos violentos también, pero fueron aisladas y creo que tampoco sirve apuntar un análisis sobre estos hechos aislados.

Sobre Clarín, su manipulación y uso de la protesta prefiero dejarlo para otro día. Quiero creer que mucha de la gente que fue ayer no fue a defender una corporación que no quiere cumplir una ley.
Rescato entre los muchos carteles que vi, entre muchos con los cuales no comparto, uno que decía: “no soy del 54% pero soy del 100% de los argentinos”.  El primer acto debe ser reconocer al otro, reconocerlo como parte de la misma sociedad que componemos todos. Pero este reconocer no quiere decir modificar mi pensamiento y convicción.

Ahora sobre este panorama y estos puntos de partida cuando busco entender el pedido de quienes se movilizaron ayer encuentro una alta gama de expresiones de deseos individuales, con consignas vagas, seguridad, justicia, derechos individuales, creo en la constitución; ahora por cual seguridad y derechos pedían, por los de todos o por los de ellos. Creen en la constitución ¿eso solo? en donde la única idea fuerza central que creo todos compartieron ayer fue demostrar su desacuerdo y odio ante Cristina Fernández de Kichner y lo que este gobierno representa. Percibí una sensación de culpa total de este gobierno de todos los males de cada individuo que ayer se expreso.

El no a la reelección reafirma este odio, me gustaría saber cuantos de los que ayer iban con esa consigna sabían que los partidos opositores en el congreso firmaron una carta compromiso de votar en contra de cualquier intento de reforma constitucional, o que la misma presidenta dijo que es imposible una reforma sin un acuerdo entre los partidos políticos con representatividad legislativa.

Tengo muchas preguntas aun sin responder. Cuales son los objetivos, el fin es simplemente movilizarse cada dos meses o se buscara desde estas movilizaciones puntos de partida para poder canalizar las demandas expuestas en plataformas políticas y herramientas de cambio. Lo primero seria dejar de prejuzgar a la política y a la organización, como culpables de los males de una sociedad.


Se vio desde la ultimas elecciones presidenciales un vacío de representación política en una gran parte de la sociedad que no concuerda con el gobierno y el camino que este esta transitando, de la misma manera se vio un gobierno con un fuerte apoyo de representatividad para tomar las medidas que esta tomando. Esa falta de representatividad en una porción de la sociedad los lleva a buscar formas nuevas de mostrar su descontento, y ayer quedo demostrado.

La oposición deberá seguir buscando como recuperar la representatividad perdida o deberán surgir nuevos interlocutores, Por su parte el oficialismo debe saber leer esta realidad, mantener su rumbo pero saber buscar entre tantos sectores heterogéneos que ayer se expresaron con cuales tender puentes y buscar soluciones a las criticas recibidas.

Siempre manteniendo firme el nunca menos siempre mas, y teniendo el limite impuesto de no tolerar a aquellos retractores de las verdaderas dictaduras ni a los que quieren volver al neoliberalismo individualista de los noventa. No es tarea fácil, pero si responsabilidad que espero este gobierno tome.

jueves, 8 de noviembre de 2012

2012, el año que fuimos Kichneristas

jueves, 8 de noviembre de 2012

Hoy, ahora, estando transcurriendo el tercer periodo consecutivo de gobierno Kichnerista, encabezado por Nestor y luego su compañera Cristina,  queda latente en el aire que el peronismo está (creo que nunca dejo de estar) más arraigado que nunca en las masas populares.



El discurso y la ruptura que vivimos en este presente, contra el último gobierno cívico-militar y continuado por el neoliberalismo furtivo de los 90, no puede dejar de llevarnos a recordar allá por el 45´ el acenso de Perón y el movimiento peronista luego de la década infame (1930-1943) que azoto al país.
hoy, como ayer el peronismo surge como bandera de las masas populares contra la explotación e invisibilidad de las minorías y oligarquías  autoprocramadas "ilustadas".


Creo fervientemente que el populismo es la expresión instituyente con la que nuestro pueblo confronta con las democracias burguesas impuestas por los países imperialistas cuando se derrumbo el sistema colonialista de dominación. o sea, una nueva manera de mantener el eje de dominación. Cambiar todo, para no cambiar nada.

Este gobierno volvió a visibilizar a las masas populares, como Perón las volvió a poner al frente de la acción. Entre muchas políticas implementadas podemos resaltar la nacionalización de las AFJP, ampliación del derecho a una jubilación a los sectores mas bajos, Asignación Universal por Hijo o plan Conectar Igualdad. Todas medidas que llevan a igualar lo que en los noventa era un beneficio para pocos a un derecho para todos.  

 Esto es lo que mas duele a sus refractores, sentir que sus privilegios, dejan de ser tal, para ser un derecho de las mayorías. 


martes, 6 de noviembre de 2012

Política o antipolitica

martes, 6 de noviembre de 2012


La sociedad Argentina sigue viviendo tiempos de debate, grandes debates que se logran gracias a un proceso de gobierno desde la llega de Nestor Kichner. Un proceso que trajo como bandera el reconocimiento de la política como medio y herramienta de cambio.

Idea fuerza que confronta con el terrible descreimiento de la política desde los noventa gracias a un proceso neoliberal que fue la continuación ideológica de la ultima dictadura militar que sufrió el país.

Este cambio de paradigma a mi creer se encuentra dentro de una misma linea que incluye entre tantas al reciente cambio electoral donde los jóvenes (que hace rato dejaron de ser chicos) ganaron el derecho a votar. Reafirmo "GANARON" porque no seria posible este cambio sin una juventud criada en el debate y en la participación política, seria impensado impulsar una medida de este alcance en la sociedad y la juventud criada en los noventa. Pero es posible y justa en una sociedad criada en los últimos 8 años.

Como toda sociedad los cambios estructurales llevan confrontaciones ideológicas. Confrontación que estamos viviendo aun sobre el lugar y el valor de la política. Las manifestaciones en contra de este gobierno son parte de estas luchas sociales (luchas que no necesariamente deben leerse como violentas físicamente). Porque opino esto, por que sus banderas son individuales y sobre todo antipoliticas; descreen de los políticos  descreen de los cambios, descreen de los procesos sociales. Pero sobre todo descreen de todo lo que sea un cambio en lo que consideran sus derechos adquiridos sobre el resto de la sociedad.

Con virtudes y errores, con un gobierno tan contradictorio como la sociedad de la que emergió (aun luego de uno  de los años mas complicados que tuvo este gobierno, pero al mismo tiempo mas jugoso ejecutivamente, legislativamente y judicialmente) el Kichnerismo sigue firme, guiando el timón. Pero sobre todo creyendo y demostrando que la política es el medio transformador.


lunes, 5 de noviembre de 2012

una noche donde los vivos y los fantasmas se cruzan

lunes, 5 de noviembre de 2012



Donde los vivos y los fantasmas se cruzan

¡Viva la noche!
Las estrellas silban avisando que llegaron,
la luna se asoma por la ventana
y nos invita a jugar,
loco mi abuelo me llama desde la terraza
¡Dale!
¡Veni!
¡Subí!
y remonta un barrilete.
Subo los escalones
subo los escalones y dejo atrás…
dejo atrás la terraza
dejo atrás un sueño
dejo atrás al tiempo…
¡Dale pibe, que esperas, subí!
Llego transformado en niño,
toma mi pequeña mano
libera lentamente el piolín del barrilete,
lo vemos alejarse
abrazar a las estrellas,
y cuando por fin desaparece
siento mi mano vacía.
Es hora de despertarse pibe,
te espero mañana.

Epitafio a una de tus muertes

Con una puteada a la muerte
te aferraste a la vida
y corajudo hasta el final, partiste.

Cabrón como pocos,
nos regalaste un último firulete
y con la sangre en el ojo
nos dejaste.

Aquí queda un ajedrez vacío
un mate que se enfría
los hijos
y los hijos de los hijos

Yo aun te espero.

 Visita al cementerio de Chacarita

El día más triste fue el día que te fuiste, el día que te lloramos.
No recuerdo como me entere, no recuerdo donde estaba, ni que hacia.
Recuerdo una tarde nublada pero pudo haber sido soleada, no lo sé.
Recuerdo un cementerio con sus portones inmensos, preparado a devorarte.
Recuerdo muchas miradas, recuerdo una caja vacía, recuerdo mi negación a que en la caja estabas vos.
Me recuerdo junto a otros, otros que no recuerdo, que no tienen rostros, llevando una caja vacía.
Recuerdo un crematorio con su boca llena de fuego, recuerdo mis lágrimas.
Recuerdo que nos fuimos con otra caja vacía, pero más pequeña.
Recuerdo, eso sí, que no estabas.

Pablo Campos

jueves, 1 de noviembre de 2012

nubes siempre nubes

jueves, 1 de noviembre de 2012
El año va llegando a su fin, pero no con él los caminos del país.

Seguimos viviendo la disyuntivas de un país, que en 200 años nunca terminaron. Masas populares contra oligarquías ilustradas.

Somos una sociedad que construye su identidad constantemente en estas confrontaciones, la confrontación histórico que Sarmiento impuso "civilización y Barbarie" ,donde si o si el primero debía predominar contra el segundo,  que se creyó terminado con la batalla de Pavon y exterminado en la guerra contra el Paraguay y las campañas de "exterminio" de Roca.

Pero luego apareció un Yrigoyen, y luego un Peron, y ahora los Kichner. Todos sostenidos por el voto popular y de las masas y combatidos por las pequeñas oligarquías mal llamadas ilustradas. Ellos como todos los hombres no fueron ni son perfectos, y tienen manchas de sangre en sus historiales, pero representaron aquellas viejas montoneras del Chacho y de Felipe Varela, o aquellos negros gauchos e indios que sostuvieron a Rosas. Ellos visualizaron al pueblo.

Las masas, el pueblo, el peronismo, son construcciones populares complejas con una fuerza arroyadora que a los defensores de los privilegios de unos pocos da miedo, miedo a perder los privilegios logrados en mas de 200 años de opresión.

Si tengo que endiosar, endiosare un Peron antes que un Roca o un Sarmiento, endiosare un Varela antes que un Mitre, un Castelli o un Montenegro antes que un Rivadavia o un Alvear.

Contrastes, confrontación, lucha, emancipación. Yo estoy de un lado, imperfecto seguro, pero prefiero luchar por mejorar este lado y no el otro.



martes, 23 de octubre de 2012

Variaciones

martes, 23 de octubre de 2012

Las palabras tendrian sentido sin paraisos donde dirigir las utopias?

sin las ilusiones seguiria caminado cada mañana?

El sol entra por la ventanilla del tren, del otro lado el cementerio. Mis ilusiones...al final de la vía.

Pablo Campos

jueves, 18 de octubre de 2012

Tren que tren

jueves, 18 de octubre de 2012
La luminosidad de la tarde invade los interiores de vagones viejos y cansados trotamundos de las vías  el sol con su calidez los abraza y reconforta de los dolores y achaques que traen los años.

Son más que chatarra oxidada, son sueños, ilusiones, la puerta de escape al caos. Ellos son la ventana trasera  por donde se ve lo que los muros tapan y ocultan.

Amigo tren, llévame lejos, llévame donde bajo mis pies sienta el pasto y en mis ojos la briza de los arboles.

Pablo Campos
"reflexiones en la Tarde"


miércoles, 17 de octubre de 2012

17 de octubre

miércoles, 17 de octubre de 2012

Era muy de mañana, y yo acababa de ponerle a mi mujer una inyección de morfina (sus dolores lo hacían necesario cada tres horas). El coronel Perón había sido traído ya desde Martín García. Mi domicilio era este mismo departamento de la calle Rivadavia. De pronto, me llegó desde el Oeste un rumor como de multitudes que avanzaban gritando y cantando por la calle Rivadavia: el rumor fue creciendo y 
agigantándose, hasta que reconocí primero la música de una canción popular, y en seguida su letra:«Yo te daré, / te daré, Patria hermosa, / te daré una cosa, / una cosa que empieza con P, / Perooón». Y aquel «Perón» resonaba periódicamente como un cañonazo. Me vestí apresuradamente, bajé a la calle y me uní a la multitud que avanzaba rumbo a la Plaza de Mayo. Vi, reconocí, y amé los miles de rostros que la integraban: no había rencor en ellos, sino la alegría de salir a la visibilidad en reclamo de su líder. Era la Argentina «invisible» que algunos habían anunciado literariamente, sin conocer ni amar sus millones de caras concretas, y que no bien las conocieron les dieron la espalda. Desde aquellas horas me hice peronista."

(Leopoldo Marechal)

martes, 16 de octubre de 2012

TRELEW

martes, 16 de octubre de 2012
Esta semana mas que nunca no debemos olvidar a aquellos que pelearon por un ideal, por una sociedad mas justa, que no dudaron en dejar la sangre derramada donde sea 


un gran poeta escribió en este informe:

Verbo irregular

yo amo
tú escribes
él sueña
nosotros vivimos
vosotros cantáis
ellos matan

Roberto Santoro

A él también se lo llevaron por escribir como pensaba


martes, 9 de octubre de 2012

se caen las mentiras

martes, 9 de octubre de 2012
El fin de semana el pueblo hermano de Venezuela, nos demostró como se cae una mentira.
En una de las elecciones mas transparentes que se ha visto.
Con un 80% de participación ciudadana en un país donde le voto es un derecho y no un deber, o sea optativo.
Y con un candidato opositor que en contra de los pronósticos de todo el arco neoliberal Latinoamericano y proyanqui, salio a rectificar el resultado electoral ( ¿como?¿no despotrico? ¿no denuncio fraude? )


Salud compañero Chavez! que los retrogradas y parias siguan mostrando sus miserias

jueves, 4 de octubre de 2012

raras coincidencias

jueves, 4 de octubre de 2012
Que raro, al mismo tiempo que se amotinan Prefectura y Gendarmeria nos encontramos con la "extraña" desaparición de  un testigo clave en el juicio por la muerte de Mariano Ferreira.

Que raro, justo cuando las fuerzas militares reciben pedidos desestabilizadores y golpistas de oscuras personalidades progolpistas.

No quiero ver fantasmas, pero me parece todo muy raro.

viernes, 28 de septiembre de 2012

las palabras no están vacías

viernes, 28 de septiembre de 2012

A veces siento que vivimos en una época donde predomina el vacío en las palabras. Las tecnologías que invaden nuestra cotidianeidad, que se acoplan a la rutina, que se anexan al cuerpo social como una extremidad mas; inyectan millones de de palabras que ingresas agolpadas. A veces siento que esas millones de palabras llegan vacías.

A veces siento que vivimos en una sociedad rehén de las grandes concentradores de medios, en donde los hechos no son información, en donde un titular “es” la noticia, en donde las palabras llegan vacías.

Pero sabes, por suerte a veces, salgo a la calle a ver. Y veo que aun quedan muchas palabras sin vaciar, y que luchan constantemente por seguir llenas de sentido. En donde cuentan historia y aun nos traen información, en donde aun sirven para comunicarse y pensar.

Es cuando me pregunto y me afirmo también, que las palabras no están vacías, están vacíos quienes no saben utilizarlas.

domingo, 23 de septiembre de 2012

23 de septiembre de 1947

domingo, 23 de septiembre de 2012
que mejor para entender esta fecha que las palabras de ella, Evita, que mejor para entender el valor de un derecho, lo que costo, y quienes lo lograron. Como muchos de los derechos hoy vigentes de los trabajadores, logrados en aquellos años, y que los mismos oligarcas y vende patrias siguen intentando ocultarnos.

sábado, 15 de septiembre de 2012

cacerolas 2012

sábado, 15 de septiembre de 2012
Ayer en el ascensor del trabajo una señora me pregunta muy alegre ¿ayer estuviste caceroleando?  a lo cual mi respuesta fue firme y contundente "No, estoy totalmente en contra de la marcha de ayer" y termine mi frase "pero me parece perfecto que se manifiesten y expresen su pensamiento político, es la manera correcta de expresarse en democracia" la señora no veía la hora de llegar a planta baja y salir de esa incomoda situación. Por dos razones, la firmeza de mi respuesta y por no poder explayarse irrespetuosamente contra un "algo indefinido" englobado en la imagen de la presidenta.


Mi primera reflexión el jueves cuando veía las imágenes de los manifestantes por los distintos medios fue sentir muchas negaciones y terribles desacuerdos con los fundamentos de los manifestantes ¿una marcha porque note dejan hacer lo que quieras y como quieras?. Eso si rescate que gracias a esta democracia en la que vivimos y tanta gente negaba en ese momento, ellos podían salir a la calle y expresarse libremente.

Los veíamos marchar libres, sin policías ni represión alguna, acompañados por medios de comunicación de llegada masiva, los veíamos criticar y llorar por la falta de libertad y de expresión ¡Cuanta contradicción no?



Sentía, y sigo sintiendo que esa banderas que levantaban, mas que ayudar a reafirmar mis contradicciones con el gobierno, fortalecían mi compromiso con este gobierno. Entre muchas razones, yo nunca podría marchar al lado  de gente que se burla y vanaliza la importancia de un símbolo que nos dice todos los días la sangre que costo esta democracia.

Sentí sobre todo, aunque a mucha gente que conozca le moleste y se ofendan, un terrible odio de clase el jueves. Odio a la presidenta, odio al 54% que voto este gobierno, odio a los pobres que reciben políticas sociales implementadas por este gobierno, ¿odio a no poder comprar dolares? Odio al otro, al diferente. Fue una marcha a los derechos individuales, a los derechos de "yo" sobre los "otros", primero el derecho individual antes que los derechos colectivos.


Por eso les digo gracias, gracias por mostrarme que no quiero ser, gracias por ayudarme a reafirmar mi compromiso y mi identidad política. Las banderas que defiendo de este gobierno son lo que ustedes quieren borrar. Por eso hoy mas que nunca, siempre mas nunca menos.

Pablo Campos


sábado, 8 de septiembre de 2012

puentes - MC Alan Garvey

sábado, 8 de septiembre de 2012



Yo dibujo puentes
para que me encuentres:
Un puente de tela,
con mis acuarelas...
Un puente colgante,
con tiza brillante...
Puentes de madera,
con lápiz de cera...
Puentes levadizos,
plateados, cobrizos...
Puentes irrompibles,
de piedra, invisibles...
Y Tú...¡Quién creyera!
¡No los ves siquiera!
Hago cien, diez, uno...
¡No cruzas ninguno!
Más... como te quiero...
dibujo y espero.
¡Bellos, bellos puentes
para que me encuentres!
Elsa Bornemann, en "El Libro de los Chicos Enamorados"

jueves, 6 de septiembre de 2012

Transformaciones en un mundo que se resiste a ser transformado

jueves, 6 de septiembre de 2012

Creo fervientemente que el peronismo es un movimiento, y como tal vive en constante transformación, transformaciones que escapan de toda lógica partidaria.  Este movimiento capas de transformar las democracias burguesas, importadas por el neocolonialismo y el imperialismo en convivencia con las oligarquías acomodadas, en democracias participativas y populares.

Este peronismo escapa a la lógica centrista y obsoleta del pejotismo. Ese pejotismo que resiste perder sus privilegios adquiridos por luchas justas pero pasadas, y que hoy se acuartela en una oligarquía política, como los únicos abanderados del Peronismo.

No ver que el peronismo, como todo movimiento de masas, esta en constante cambio es no entender al Peronismo desde sus cimientos. Hoy vemos estas oligarquías políticas, con una gran perdida de representación, luchando por mantener sus beneficios contra agrupaciones nuevas y renovadas que emergieron en los últimos años de la mano de una gran masa joven y adolescente.

Esta irrupción de movimientos por fuera del pejotismo es producto de la misma sociedad que renueva sus ideales y esperanzas en el Peronismo como único movimiento capas de gobernar y transformar al país, y de una nueva juventud que creció bajo los gobiernos de Nestor y Cristina y vio una puerta por donde gran parte da la sociedad renovó esperanzas que se encontraban perdidas.

Una sociedad que exige siempre mas al gobierno, y niega toda vuelta al pasado a partidos opositores que ven desaparecer sus caudales electorales. Cuando escuchamos hablar de la interna peronista, escuchamos hablar de estas luchas dentro del movimiento, que no son mas que luchas dentro de la sociedad.

En todo proceso de transformación existen fuerzas que resisten los cambios. Fuerzas económicas, sociales y políticas, que se niegan a perder sus privilegios logrados entregando al país al mejor postor. De cómo termine esta lucha, depende el futuro del Peronismo y de toda una nación. 
Related Posts with Thumbnails
 
Al cielo un barrilete. Design by Pocket