viernes, 9 de noviembre de 2012

9N ¿Y AHORA?

viernes, 9 de noviembre de 2012

Creo que lo primero es aceptar que ayer fue mucha gente y no entrar en chicanas de si fueron muchos o pocos o menos o mas, fue mucha gente.

Lo segundo es que a diferencia de la anterior manifestación, en esta se ocuparon de limar el mensaje buscando evitar las agresiones simbólicas y verbales que se vieron en las anteriores concurrencias. Las hubo si, hubo hechos violentos también, pero fueron aisladas y creo que tampoco sirve apuntar un análisis sobre estos hechos aislados.

Sobre Clarín, su manipulación y uso de la protesta prefiero dejarlo para otro día. Quiero creer que mucha de la gente que fue ayer no fue a defender una corporación que no quiere cumplir una ley.
Rescato entre los muchos carteles que vi, entre muchos con los cuales no comparto, uno que decía: “no soy del 54% pero soy del 100% de los argentinos”.  El primer acto debe ser reconocer al otro, reconocerlo como parte de la misma sociedad que componemos todos. Pero este reconocer no quiere decir modificar mi pensamiento y convicción.

Ahora sobre este panorama y estos puntos de partida cuando busco entender el pedido de quienes se movilizaron ayer encuentro una alta gama de expresiones de deseos individuales, con consignas vagas, seguridad, justicia, derechos individuales, creo en la constitución; ahora por cual seguridad y derechos pedían, por los de todos o por los de ellos. Creen en la constitución ¿eso solo? en donde la única idea fuerza central que creo todos compartieron ayer fue demostrar su desacuerdo y odio ante Cristina Fernández de Kichner y lo que este gobierno representa. Percibí una sensación de culpa total de este gobierno de todos los males de cada individuo que ayer se expreso.

El no a la reelección reafirma este odio, me gustaría saber cuantos de los que ayer iban con esa consigna sabían que los partidos opositores en el congreso firmaron una carta compromiso de votar en contra de cualquier intento de reforma constitucional, o que la misma presidenta dijo que es imposible una reforma sin un acuerdo entre los partidos políticos con representatividad legislativa.

Tengo muchas preguntas aun sin responder. Cuales son los objetivos, el fin es simplemente movilizarse cada dos meses o se buscara desde estas movilizaciones puntos de partida para poder canalizar las demandas expuestas en plataformas políticas y herramientas de cambio. Lo primero seria dejar de prejuzgar a la política y a la organización, como culpables de los males de una sociedad.


Se vio desde la ultimas elecciones presidenciales un vacío de representación política en una gran parte de la sociedad que no concuerda con el gobierno y el camino que este esta transitando, de la misma manera se vio un gobierno con un fuerte apoyo de representatividad para tomar las medidas que esta tomando. Esa falta de representatividad en una porción de la sociedad los lleva a buscar formas nuevas de mostrar su descontento, y ayer quedo demostrado.

La oposición deberá seguir buscando como recuperar la representatividad perdida o deberán surgir nuevos interlocutores, Por su parte el oficialismo debe saber leer esta realidad, mantener su rumbo pero saber buscar entre tantos sectores heterogéneos que ayer se expresaron con cuales tender puentes y buscar soluciones a las criticas recibidas.

Siempre manteniendo firme el nunca menos siempre mas, y teniendo el limite impuesto de no tolerar a aquellos retractores de las verdaderas dictaduras ni a los que quieren volver al neoliberalismo individualista de los noventa. No es tarea fácil, pero si responsabilidad que espero este gobierno tome.

Related Posts with Thumbnails
 
Al cielo un barrilete. Design by Pocket