miércoles, 27 de marzo de 2013

Atilio Boron, sobre el Peronismo y la izquierda Argentina

miércoles, 27 de marzo de 2013
En la revista Sudestada en los números de diciembre y marzo, 115 y 116 se puede apreciar distintas reflexiones sobre la Izquierda Argentina. La entrevista dividida en dos partes a Atilio Boron es de lo mas jugosa e interesante. Comparto con ustedes la respuesta sobre la realidad de la izquierda y su comportamiento ante el Peronismo en Argentina. Es entrevista entera es mu buena, sobre todo la segunda parte, intentare ir subiéndola.

Quién es el sujeto al cual se dirige la interlocución de  la izquierda? El sujeto popular, y ese sujeto está vacunado contra el discurso de la izquierda producto de todos los errores cometidos a lo largo de los años




El pasado siempre condiciona los episodios de estos días. Más aún para un sector social como la izquierda en Argentina, que intenta desde hace décadas encontrar la raíz de sus dificultades para transformarse en referencia y alternativa real para los trabajadores, El politólogo Atilio Borón intenta hurgar en el pasado argentino para dar con la matriz del problema.

¿Por qué la izquierda argentina no supo o no pudo construir una alternativa real en estos diez años de Kirchnerismo?

Eso viene de muy lejos. Es una pregunta que te remite a 1945, cuando la izquierda cometió un terrible equívoco: confundió un movimiento social y la emergencia de sectores del movimiento obrero con la dirigencia fascistoide que encabezó ese movimiento. Cualquier historiador imparcial que mire con ojos atentos la Argentina de esos años puede señalar una caracterización totalmente equivocada, incluso al extremo de comprar el 17 de octubre de 1945 con la Marcha sobre Roma. Un error gigantesco. El 17 de octubre fue una manifestación de las masas, miles de obreros que salieron de Berisso, de Ensenada, de Lanús, de Avellaneda, porque no aceptaron que pusieran preso a Perón, que fue quien aprobó una serie de leyes laborales que marcaron un antes y un después en la historia argentina. Y ahí la izquierda se equivocó: pensó que aquello era el fascismo, y a partir de ese equívoco se produjo una fractura tremenda entre la izquierda y los sectores populares, que no se lo perdonaron nunca. Pero no fue el único. Después la izquierda calló durante el bombardeo genocida de 1955, y más tarde convalidó la Revolución Libertadora...son demasiados errores. Ahí surge un primer legado histórico de una izquierda que no supo entender el momento histórico.

En segundo lugar, porque otro equívoco de la izquierda fue pensar al que el peronismo, a partir de políticas de conciliación de clases y bonapartistas, engañaba a las masas y era pura manipulación ideológica. Ignoraba que, como dice el historiador Perry Anderson, el peronismo protagonizo la primera y mas significativa redistribución de ingresos en la historia de América Latina antes de la Revolución Cubana. Ante lo cual, la tesis de la izquierda dogmática de que se trataba de una mera ilusión progresista tropieza con la dura realidad de que esa redistribución marcó a fuego la conciencia obrera.

Y ademas hay un tercer factor: negar que para los grandes sectores populares, el peronismo significó su incorporación a la comunidad política, fue la ciudadanización de sectores que estaban radicalmente excluidos en la vida económica, social y política. Con métodos cuestionables si se quiere, pero la herencia histórica es la de un régimen populista que fue el más radical de todos los regímenes de ese tipo en la región y que dejo un legado que durante 50 años le cierra todas las puertas a la izquierda. ¿Quién es el sujeto al cual se dirige la interlocución de  la izquierda? El sujeto popular, y ese sujeto está vacunado contra el discurso de la izquierda producto de todos los errores cometidos a lo largo de los años.

Revista Sudestada - Año 12 - Numero 116 - Marzo 2013  
Related Posts with Thumbnails
 
Al cielo un barrilete. Design by Pocket