martes, 6 de octubre de 2009

SARMIENTO

martes, 6 de octubre de 2009

1870
Buenos Aires

El presidente argentino, Domingo Faustino Sarmiento, recibe el parte militar de la victoria en Paraguay. ordena a la banda de música que toque serenatas y escribe: Es providencial que un tirano haya hecho morir a todo ese pueblo guaraní. Era preciso purgar la tierra de toda esa excrecencia humana
Sarmiento, fundador de la Sociedad Protectora de Animales, predica el racismo sin pelos en la lengua y lo practica sin que le tiemble la mano. Admira a los norteamericanos, exentos de toda mezcla de razas inferiores, pero de  México al sur no ve más que barbarie, mugre, superstición, caos y locura. Esas tinieblas lo aterran y lo fascinan: él se lanza al ataque con un sable en una mano y un candil en la otra. Como gobernador y presidente, multiplica los cementerios y las escuelas y fomenta las nobles virtudes del degüello, el ahorro y la lectura. Como escritor, publica prosas de mucho talento a favor del exterminio de gauchos, indios y negros y su sutitución por blancos labriegos del norte de Europa, y en defensa del uso del frac y del corte de pelo a la inglesa.

Eduardo Galeano - Memorias del Fuego

3 comentarios:

♫ En El Palacio De La Risa Y El Dolor ♪ ☆ dijo...

Siempre los fascistas se conmueven con los animales (x lo de fundador de la Soc. Protectora, digo..) los nazis eran así.. podían aniquilar sin piedad a miles de personas pero no podían matar a un perro...

Jamás comprendí a J.P. Feinmann cuando habla fervorosamente bien de Sarmiento, más allá de si era buen escritor o no, Sarmiento me parece un tipo miserable, vos bien citaste a Galeano para describir lo que muchos sentimos.

Por suerte hay escuelas que se niegan a cantar el "himno a Sarmiento"

Saludoss

PC dijo...

y despues dicen que es uno de los proceres de la patria. El maestro! maestro de que? de aniquilar al otro? de racista?

Entonces nos tendriamos que emepzar a preguntar que patria tenemos y si es la patria que queremos.

MONA dijo...

Es cierto lo que dice el post, y el comentario.
En ocasiones destacamos en nuestros próceres todo lo bueno, y acá a Sarmiento, le tocó lo peor!!!
Es indudable que Sarmiento fue un visionario cuando apostó a la educación, y no solamente la de los hombres, como era habitual en su época, sino también la de las mujeres, a las que había que preparalas para educar. Y eso ha prendido en la sociedad. Por años las mujeres que trabajaban fuera de su hogar, lo hacían como maestras.
Sarmiento, a diferencia de su época, no se sintió embelesado por las naciones Europeas; recordemos que en esos años, nuestro hombres más ilustres admiraban a Europa, especialmente a Francia y sus políticas de fraternidad, igualdad y libertad, mechando la ideología con conceptos de “libre comercio” que captó un beneficio enorme para Gran Bretaña.
A Sarmiento le interesaba el desarrollo que empezó a ver en los EEUU, y de ahí importó las maestras para las escuelas normales.
Los EEUU tenían un fuerte sentido del éxito, asociado a sus empresas, y se expandían en un amplio territorio. Aún cuado admiraban el iluminismo europeo, prefirieron desarrollarse bajo sus propias reglas. Tal vez eso vio Sarmiento.
Pero también fue nuestro maestro, el que marcó la diferencia entre “civilización” y “barbarie”, estampando para siempre ese complejo de inferioridad que aún nos asalta a los Argentinos.
Desde entonces, el pasado, la raza, el idioma y hasta la cultura propia nos avergüenza.
El ciudadano culto es el europeo. El pueblo es vergonzante, por eso se lo excluye de las grandes decisiones nacionales. Alberdi les daba fundamentación: “En cien años del mejor sistema de instrucción no haréis de él (el criollo) un obrero inglés”.
Por eso, no conciben posible industrializar un país con población gaucha e indígena. Los únicos aptos para ello son los sajones. Son estos prejuicios los que nos convirtieron más en consumidores que en productores, a pesar de los factores económicos que jugaban a nuestro favor..
El idioma preferido de la época es el francés. Cuando Sarmiento huye al exilio a Chile, escribe: “bárbaros, las ideas no se matan”… pero lo escribe en francés.

El complejo de “barbarie” es sarmientito, en constante competencia con la deseada “civilización”. La “barbarie” es doméstica”. La “civilización” es extranjera.

Y para reivindicar en parte su figura, cito a Pigna quien pone esta frase en la revista Caras y Caretas, para que Sarmiento les conteste a los ruralistas:
"Nuestros hacendados no entienden jota del asunto, y prefieren hacerse un palacio en la Avda Alvear que meterse en negocios que los llenarían de aflicciones. "Quieren que el gobierno, quieren que nosotros que no tenemos una vaca, contribuyamos a duplicarles, o triplicarles su fortuna a los Anchorena, a los Unzué, a los Pereyra, a los Luro, a los Duggans, a los Cano y los Leloir, y a todos los millonarios que pasan su vida mirando cómo paren las vacas"

Te saludo

Related Posts with Thumbnails
 
Al cielo un barrilete. Design by Pocket