viernes, 25 de marzo de 2011

CRÓNICA DE UN 24 DE MARZO

viernes, 25 de marzo de 2011

Otro 24 de marzo, otro no olvidar, otro recordar la noche mas oscura y larga. Porque sin memoria no se puede construir un futuro, sin mirar atrás no se puede caminar para adelante.

Ayer salí junto a mi hermana y mi sobrina a decir presente en la Plaza de Mayo, aquella plaza de grandes gestas, pero también de grandes vergüenzas en el pasado. Esa plaza que hoy simboliza la lucha que aquellas madres supieron brindar al aparato de terror y muerte que se impuso en la última dictadura cívico-militar que vivió el país.

Este año tiene varios motivos importantes para mi, el primero a nivel colectivo lo que esta significando este periodo que vivimos de militancia, de una generación como la mía que paso del descontento a la participación política, y de las nuevas generaciones jóvenes que salen a adueñarse de la calle; el segundo de índole personal que es llevar a mi sobrina por primera vez a una manifestación a la plaza de Mayo, con todo lo que significa y con todas las respuestas que uno debe saber responder.


Por la hora en que llegue en la plaza predominaban los partidos y agrupaciones de izquierda críticos al gobierno nacional. Pero no me importo, ya que todos teníamos el derecho y la obligación moral de decir presente en la Plaza ayer. Y con respeto y orden fueron ingresando, expresándose y dejando lugar a la siguiente columna para que todos puedan decir presente. 


Lamentablemente tuve que retirarme temprano, pero con la suerte de en mi retirada poder ver y sentir la llegada de las madres, junto al pueblo en un verdadero abrazo. Lamento que la izquierda no sepa entender la importancia de este día y se fueran varios de sus militantes antes de que ingresen las Madres a la plaza.

   Al llegar a mi casa me esperaba mi esposa y pequeña hija y juntos escuchamos hablar a las madres y las abuelas a la plaza. Fue in día fuerte como son los 24 de marzo en este país. 

Termine feliz, feliz por poder llevar a mi sobrina de 9 años a que conozca un pasado no muy lejano y el verdadero valor de la democracia, feliz por compartir con mi familia este sentimiento. Feliz por muchos 24 de marzo mas, por no olvidar, por recordar, por respetar, por construir, por querer, por ser Argentino y Latinoamericano!

Related Posts with Thumbnails
 
Al cielo un barrilete. Design by Pocket